DE MOTORES A EXPLOSIÓN A ELÉCTRICOS

Como pasan los años, las tecnologías de los camiones se van haciendo mas amigables con el medio ambiente, sobre todo en el corazón de estos, que es su motor, desde motores de 2 y 4 tiempos, en versiones a gasolina y diésel,  han pasado mas de 100 años.  Empezamos con motores bencineros en los camiones  americanos , con motores V8-V10 y hasta 12 cilindros en V,  y dentro de los Ford llegamos a conocer unos Ford 9000 con 475 pulgdas cubicas (7,784 litros)  de la serie L, allá por mediados de los 70 y que tragaban 1 litro de bencina  por cada 2 kilómetros, pero como en EE.UU. la bencina era muy barata se podían dar esos “lujitos” ya que eran los principales productores de crudos en el mundo, y caso contrario en Europa se trataba de economizar con motores diésel pequeños y a base de transmisiones mas eficientes como cubos reductores y cajas con mas cambios, se lograba tener buen rendimiento y bajos consumos, se imaginan en esos años, la huella de carbono  ¿cómo andaría?. El tema va mas allá, estamos en un punto donde el cambio climático y todo el daño ecológico apunta en una sola dirección , de los motores a explosión con combustibles fósiles, pasaremos a motores híbridos como una pequeña escala, antes de llegar definitivamente a los motores eléctricos , esos que vemos aplicados en autos de carrera de la Formula E, donde no habrá contaminación, daño al medio ambiente, pero no escucharemos mas esos bellos  rugidos  producto de la combustión interna que por años ha deleitado el oído camionero en cuestas y pendientes que deben sortear estas grandes  maquinas, que hemos tenido la oportunidad de compartir la evolución desde un sencillo motor diésel que solo a petroleo inyectado en sus cámaras de combustión por una bomba inyectara, sin turbo, intercooler y otros aditamentos que han optimizado los motores diésel al punto de tener rendimientos altísimos y las emanaciones son optimas como los Euro6 que ni siquiera dejan agua como residuo. Como testigos de estos tiempos, somos privilegiados de vivir todas estas transformaciones mecánicas en nuestros camiones y no dejamos de sorprendernos con los avances que cada día nos entregan los ingenieros, a veces fallidos como toda experimentación, pero aquí precisamente en Chile, somos doblemente afortunados de tener la mayor cantidad de marcas de camiones oficialmente representadas, lo que nos hace ver falencias y aciertos de parte de cada constructor ya que podemos comparar ingenieras como en ninguna otra parte del mundo,  siendo un laboratorio de camiones , donde todo se prueba, HUMILDEMENTE  lo digo.

atte. Mauricio Aguilera

 

Deja un comentario

Puedes usar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*

Archivos