LOS SCANIA YACARE, EN AMERICA

scania 111-1scaniia 111-2scania 111-3scania111-4Los Scania tienen su historia en nuestro país y los trompudos, o mas conocidos por el apodo llegado de Brasil de Yacaré, por su similitud con los caimanes de sudamerica, han sido por años venerados por su buen desempeño hasta la actualidad, partiendo por los famosos Scania Vabis L75 de fines de los 50, pasando por el 110 , 110 Super y terminando la dinastía en el año 1976 con el famoso y longevo 111, que lo vemos en todos los rincones de nuestro Chile y en una gran cantidad allende Los Andes y por supuesto en Brasil, busqué alguna documentación para estos portentos de las carreteras y fotos de algunos Yacares nacionales que avalan este comentario, e incluso hay una película argentina del 2011 llamada “Las Acacias” que tienen a un 111 del 76  de protagonista.
atte Mauricio Aguilera PELICULA LAS ACACIAS
 
 La historia de Scania en Brasil
   El 29 de mayo de 1959, Scania inauguró su fábrica de motores de Brasil, que fue la primera planta de producción fuera de Suecia.
Hoy, las instalaciones brasileras son una de las cuatro principales plantas de montaje integral de la marca en el mundo, junto con Suecia, Francia y Holanda. Además, Brasil se convirtió en el mayor mercado de la historia de la marca.
El primer motor producido por Scania Brasil fue el modelo D10, de 6 cilindros y 165 hp de potencia, que impulsaba los camiones L75 y los ómnibus B75.
Hasta ahora, fueron producidos más de 300 mil motores en las instalaciones de Scania Brasil. La planta de producción comenzó con 250 empleados y una capacidad de sólo 200 motores por mes. Hoy, emplea a casi 3.000 personas y está preparada para producir cerca de 20.000 vehículos completos y 5.000 motores por año.
Scania llegó a Brasil, como empresa comercial, en 1957. Para beneficiarse del Programa Nacional de la Industria Automovilística Brasilera, todos los fabricantes debían aumentar gradualmente la cantidad de componentes producidos en forma local, en lugar de importar partes o vehículos completos.
Para 1961, el 90% de los componentes debían ser nacionalizados. Por lo tanto, una fábrica de motores local formaba parte de la estrategia de Scania.
La primera fábrica de motores se ubicó en el barrio de Ipiranga, San Pablo. Estaba cerca de la planta de la empresa brasilera que montaba los camiones Scania, con piezas importadas desde principios de la década del 50, de nombre Vemag.
A partir de 1959, los motores comenzaron a ser producidos por Scania y montados por Vemag.
En la segunda mitad de la década del 60, la fábrica de Scania comenzó a montar vehículos completos. Dos años después, trasladó sus operaciones a São Bernardo do Campo, cerca de San Pablo, donde permanece hasta la actualidad.
Se ubicó sobre la ruta que lleva al puerto de Santos, el mayor puerto exportador de América Latina. Los empleados y la maquinaria de la planta de Ipiranga fueron transferidos a las nuevas instalaciones.

 La historia del Scania en Argentina

En 1955 llegan a la Argentina los primeros camiones Scania-Vabis importados desde Suecia. Se trataba de los modelos L71, L75 y L76. También llegaron los chasis para ómnibus B75 y B76 que eran carrozados localmente. El éxito fue notable y solamente entre 1955 y comienzos de la década del 60 se importaron alrededor de 5.000 vehículos. Poco tiempo después, la importación se cerró y los camiones y ómnibus Scania-Vabis quedaron fuera del mercado argentino. El retorno se produce casi 15 años después. El proceso de radicación comenzó a planificarse en Suecia a mediados de la década del 60 y llevó arduas y duras negociaciones con las autoridades nacionales. Entre otras cosas debía establecerse qué equipamiento para la fábrica se podría importar y qué máquinas y herramientas que se fabricaban en el país satisfacían los exigentes requerimientos técnicos de la casa matriz. Fueron negociaciones que se realizaron en la Secretaría de Industria con representantes de la Asociación de Fabricantes de Máquinas y Herramientas.  El lugar elegido para la radicación fue la localidad de Columbres, en la provincia de Tucumán. Este lugar del nordeste argentino estaba duramente castigado por el desempleo y la radicación de Scania no sólo ofrecía un alivio al problema, sino que además transformaba a Tucumán en un polo exportador de tecnología.

En 1970 el proyecto es aprobado y dos años más tarde comienza la construcción de la planta. 
El proceso fue realmente muy complejo. Para poder transferir de Suecia a la Argentina la tecnología necesaria para producir un camión Scania, llegaron al país unos veinte técnicos suecos con sus respectivas familias. Se radicaron en Tucumán totalizando una colonia de 80 personas. Se construyeron viviendas y hasta una escuela con dos profesores contratados en Suecia. En poco tiempo el personal de la empresa alcanzó las 800 personas, la mayoría de ellas tucumanas, quienes fueron debidamente capacitadas por los técnicos suecos para operar los equipos que arribaban al país.
El primer L 111
El 26 de marzo de 1976, se pone en marcha el complejo industrial. Pocos meses después, el 10 de septiembre se fabrica la primera caja de velocidad fuera de Suecia y finalmente el 1 de diciembre un camión L 111 se convierte en el primer Scania argentino. Pronto la planta se especializó en la producción de cajas, palieres y diferenciales que equipaban tanto a las unidades producidas en Tucumán como a las construidas en Brasil. Fuente: Scania Argentina y Diario El Comercial.

1 comentario en LOS SCANIA YACARE, EN AMERICA

  • Alex Silva

    Gracias por el Link de la película, esa no la había visto ¡ Y muy buen artículo.

Deja un comentario

Puedes usar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Archivos